República y Humanismo

"La solidaridad es la ternura de los pueblos" (E. C. Guevara)

  • RSS Feed desconocido

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • RSS Lluís Torró

  • RSS Feed desconocido

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Ante la crisis del mármol en La Romana y comarca

Posted by Bernabé en abril 24, 2010

Todos conocemos las consecuencias de la crisis en el Vinalopó por el desplome de nuestro tejido industrial asociado a la manufactura del mármol extraído del Monte Coto y otras canteras de la provincia e incluso de otras Comunidades Autónomas. Ahora toca buscar soluciones, y en esta circunstancia, el peor de los escenarios debe ser la fragmentación o la unilateralidad en la toma de decisiones por parte de los distintos Ayuntamientos y agentes sociales y económicos implicados. Por ello, resulta particularmente desafortunada la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Pinoso de generar una marca que, bajo el distintivo Mármol Crema Marfil Monte Coto Pinoso, suponga un valor añadido a los bloques de mármol extraídos en las canteras del Monte Coto. Resulta indiferente para las autoridades de esta localidad cuál será el lugar de la manufactura y señalan que como ayuntamiento no pueden controlar el destino del mármol extraído para su elaboración: la comarca o China, cuando la diferencia entre ambas opciones resulta, por abismal, nada despreciable y precisada de una clara respuesta de la que nuestras autoridades no pueden evadirse. La eventual normalización de las exportaciones de mármol en bruto (que ya se está materializando ante nuestros ojos) contribuye a la destrucción del empleo y a profundizar la crisis en la comarca, donde su sociedad se sustenta en la manufactura del mármol, y no exclusivamente en su extracción.

El Ayuntamiento de Pinoso habrá pensado que ante la profunda crisis, que cada uno barra para su casa, sin considerar que la decisión de crear una marca asociada a la extracción del mármol y no a su manufactura, lo único que puede generar es:

1. Un incremento de la extracción, con unos mayores ingresos para el Ayuntamiento de Pinoso, pero también;

2. Una sentencia de muerte para el resto de los municipios de la comarca, así como también para Pinoso al incentivar y acelerar el agotamiento de su fuente de riqueza.

Sus ayuntamientos, estimados lectores, en vez de unirse aprovechando la casi unánime mayoría del PP en la comarca y exigir medidas a la Generalitat, lo único que hacen es:

1. Satisfacer la insostenibilidad de sus ingresos asociados a la extracción.

2. No preocuparse por desarrollar un tejido industrial sostenible y a largo plazo.  Ya habéis visto en La Romana que se nos prometió el mayor boom económico que jamás se conoció, y ahora nos encontramos con una tasa de paro con más de 200 desempleados, con nuestro territorio destruido y con unas arcas municipales en su peor situación. Y todo esto bajo la responsabilidad de nuestros gobernantes, que en vez de promocionar el bienestar local y la sostenibilidad económica, lo que han hecho es fomentar la ruina.

3. No adoptar una solución en clave comarcal y cada uno tirar para sus intereses.

Y todo sin contar con los trabajadores, que son los que han estado trabajando durante todos estos años y ahora ven como todo se desmorona y son ellos los más perjudicados, como si fueran los culpables de todo, mientras que de la crisis, los de siempre se ven todavía más beneficiados. Qué sentido tiene un Centro Tecnológico del Mármol y Actividades Mineras como base de investigación e innovación cuando el pilar de la manufactura se está dinamitando progresivamente mientras los trabajadores y familias de la comarca ven impotentes cómo el patrimonio económico, natural e histórico de su comarca se esfuma incentivado precisamente por la incompetencia de nuestros ayuntamientos.

El lamentable caso del Centro Asistencial del Monte Coto, junto con los ERE´s iniciados por distintas empresas y aprobados por la Dirección General de Trabajo de la Generalitat Valenciana, no son sino la muestra de un modelo económico basado en la generación de beneficios a costa de la destrucción del tejido social y el entorno medioambiental de toda una comarca con más de 170.000 habitantes, trabajadores y ciudadanos contribuyentes. Y todo dado por la incapacidad de acuerdo de nuestros alcaldes y empresarios para presentar, junto con sindicatos y trabajadores, un proyecto económico para la comarca serio, sostenible y generador de empleo.

Mi propósito desde EUPV consistió en instar a los ayuntamientos de la comarca (Pinoso, Algueña, Novelda, La Romana y Monforte del Cid) mediante una propuesta de Moción para que se adopte un documento que implique otorgar a la Comisión Sectorial de la Piedra Natural un sólido y más amplio marco competencial para que, en cuanto que foro en el que se reúnen sindicatos, empresarios y ayuntamientos, se habrá un proceso para la búsqueda de soluciones consensuadas y no unilaterales y perjudiciales para el sector en su conjunto. Consideramos que la mejor de las decisiones, en el marco de dicha Comisión, ha de implicar la generación de una marca que permita identificar el mármol elaborado en la comarca, y no sólo su extracción.

Sólo tiene sentido generar un valor añadido a un producto que es patrimonio de todos si dicho valor va a implicar un incremento del empleo y una mayor calidad de vida para la comarca. De lo contrario, sólo se estará incentivando el aceleramiento de la extracción y el agotamiento de mármol, e incrementando el paro, con la catástrofe socioeconómica que ello ya significa. Los ciudadanos, sindicados, unidos y con el apoyo de quienes nos mostramos sensibilizados en este aspecto y con ideas y propuestas claras, deben movilizarse en la calle y las instituciones para presionar a los ayuntamientos de la comarca y sus alcaldes, a que favorezcan la elaboración del mármol en los municipios del corredor del mármol, cosa que se puede conseguir, entre otras medidas, generando una marca cuyo valor añadido no implique únicamente incrementar los beneficios de las arcas municipales (de forma limitada) y de las empresas extractivas.

Se trata, por tanto, de una Marca Mármol Coto-Vinalopó cuyo valor añadido resida en:

1. El capital humano y la calidad del trabajo en la comarca.

2. La tradición histórica en la manufactura de la piedra; y,

3. En la protección del medio ambiente.

Un valor añadido que no signifique incrementar ingresos que se esfuman, sino una manera de financiar la disminución de la extracción y la producción a cambio de una mayor sostenibilidad de la economía comarcal en el tiempo. De lo contrario, los ciudadanos habrán de tomar decisiones por sí mismos frente a sus ayuntamientos mediante movilizaciones, protestas y acciones colectivas de lucha de clases y reivindicación, que pongan fin a esta sangría de empleo (30.000 parados), a la erosión de la salud de trabajadores y ciudadanos (como en Algueña por el polvo), al desaprovechamiento de nuestros recursos económicos (con una deficiente gestión pública) y a la destrucción del medio ambiente (en nuestros parajes naturales y rurales).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: